Larga vida a los Underwood

Lo confieso. Soy seriéfilo. Alguna filia tiene que tener uno en esta vida y la mía son las series de tv. Fundamentalmente las de EE.UU., aunque alguna de la BBC y española cae de vez en cuando.

Mi primer post lo dedico a una de mis series favoritas. Acabo de terminar de ver su última temporada y, como siempre, me he quedado con ganas de volver a ver muy pronto a uno de los matrimonios más maquiavélicos de la pequeña pantalla. Me refiero, como no, a los Underwood.

Si bien es cierto desde hace un tiempo aquello de que ‘cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia’, las tramas cada vez más enrevesadas de Mr. president y, ahora, Mrs. vicepresident enganchan desde el principio al fin.

La cuarta temporada me ha gustado especialmente por sus continuas referencias al pasado de los protagonistas,  y las consiguientes apariciones “estelares” de personajes, tanto vivos como muertos, que ya habíamos dado por desaparecidos.

También mejora el ritmo y los “golpes de efecto” con respecto a su tercera temporada, e incorpora a un nuevo rival en su continua ‘carrera de fondo’ por el poder que no tiene desperdicio.

Aunque siempre da la impresión de que esta vez sí, que esta vez les han “tocado y hundido”, la escena final, impagable, muestra bien a las claras que a los Underwood les queda cuerda para rato. Bien por ellos… y por sus millones de seguidores.

house

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s